¿Qué será de la justicia?

Por: Mireya Ventura

No hay un rincón en el país donde cada ciudadano no haya sido comentarista del escándalo vivido en el Consejo Nacional de la Magistratura el más alto sistema de justicia dominicano, y ante el irrespetó mostrado por el procurador general, Jean Alain Rodríguez, ante una de las juezas más respetadas como lo es, Mirian Germán Brito, acusada de narco tráfico e involucrarse con algunos de los acusados por el caso de ODEBRECHS el pasado cinco de marzo.

El ácido enfrentamiento entre las dos partes no tenía la necesidad de llegar tan lejos y merecía una rápida intervención   del presidente Danilo Medina, y de los demás jueces que al finalizar la evaluación defendieron la honradez de Germán Brito, pero que no debieron permitir que el procurador pusiera en tela de juicio la integridad y honestidad judicial de la magistrada y que se ha caracterizado por ser impecable en su labor de jueza.

Queda demostrado el grado de conocimiento que tiene el procurador sobre las leyes dominicanas que no tomó en cuenta que sus acusaciones caerían en el vacío a causa del anonimato que tanto resaltaba y por las acusaciones que carecían de sentido. Las acusaciones hechas por el procurador, Jean Alain Rodríguez, se pueden considerar como un show mediático de querer lucirse antes la más alta cúspides de la justicia en el país, y demostrar el “buen trabajo” que ha realizado en su trayecto como procurador.

Podría ser cierto o falso todos estos alegatos y acusaciones, pero, lo que claramente es cierto es que, si estos son los que velan para que sea transparente el sistema judicial dominicano y como popularmente se dice “se están tirando puya o talvez se llenaron de odio” queda en cuestión si la justicia que ellos practican es la que precisamente predican.

Check Also

Dominicano Carlos Silver no lo logro?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *