Conflicto ruso-ucraniano ¡Llegó la hora de la diplomacia!

Conflicto ruso-ucraniano ¡Llegó la hora de la diplomacia!

Willians de Jesús Salvador
Santo Domingo, RD

Analizaremos de manera sucinta el affaire entre Rusia y Ucrania, el escenario internacional se ha tornado muy complejo a nivel global, una solución militar supondrá una crisis global de grandes proporciones, por lo que deben agotarse los canales diplomáticos, hay que evitar una confrontación bélica entre occidente encabezado por la OTAN (EU, UK UE y Aliados) y la Federación de Rusia que ponga en riesgo la paz mundial-

Hasta ahora parece que las élites militares y políticas, se están imponiendo por encima de la diplomacia, la cual debe jugar su rol para disminuir la desconfianza entre las partes y buscar puntos concordantes, plantear alternativas que resuelvan los disensos, los organismos internacionales como el Consejo de Seguridad de la ONU, deben colocarse en el fiel de la báscula, por ser garante de la paz mundial.

Para comprender el conflicto entre Rusia y Ucrania hay que hurgar en razones de origen históricas, geopolíticas y económicas que provocan tensiones en la frontera rusa-ucraniana, el origen de ambas naciones se remonta a más de 1,100 años en la llamada “Rus de Kiev” tiene sus orígenes en la fundación de la dinastía rúrika, formaban la federación de tribus eslavas llegó a extenderse desde el mar Báltico al norte hasta el mar Negro al Sur, los pueblos de Bielorrusia, Ucrania y Rusia, además de otros grupos étnicos eslavos reivindican a la Rus de Kiev como origen de su cultura. Los eslavos orientales su cultura cuya religión era el cristianismo ortodoxo y el idioma ruso, el idioma ucraniano es ruteno.

En la era moderna después de la Primera Guerra Mundial, Rusia y Ucrania formaron parte de la Unión de Repúblicas Soviéticas a raíz del triunfo de la revolución bolchevique en 1922, hasta que se desgranó la URSS en el 1991, se proclamaron la independencia de las ex repúblicas soviéticas.

Crimea se convirtió en una región ucraniana en el año 1954. Las tensiones se iniciaron en el año 2014, cuando se produjo la anexión de la provincia de Crimea a Rusia, desde entonces la zona limítrofe entre ambos países ha estado con permanente y fuerte presencia militar de origen rusa, desde diciembre del año pasado esta presencia, según informó el Ministerio de Defensa de Kiev el número de soldados rusos es superior a 114 mil desplegados en el noreste, este y sur de Ucrania, además de aproximadamente 92.000 soldados de infantería y fuerzas aéreas y marítimas.

A criterio del secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg ha indicado que se trata de “la mayor acumulación de tropas rusas” desde hace siete años.

El origen del conflicto hay que ubicarlo en noviembre del 2013 cuando millares de manifestantes ocuparon la Plaza de la Independencia de Kiev, por los escándalos de corrupción del gobierno ucraniano, y la polarización en torno a la negativa del presidente Mikola Azárov de firmar el Acuerdo de Asociación entre Ucrania y la Unión Europea.

La realidad es que Ucrania tiene 44,13 millones de habitantes y una fuerte corriente pro rusa, anti europeístas y separatistas, esto ha dado origen a conflictos armados, la guerra del Donbás o del Dombás (guerra en el este de Ucrania) que no ha permitido que Ucrania reinicie un periodo de paz y desarrollo sostenido, la fragmentación del país se puso en peligro el 17 de abril del 2014 cuando manifestantes proclamaron la República Popular de Donetsk (RPD) en la ciudad de Donetsk, esto provocó una reunión en Ginebra, Suiza entre los jefes de la diplomacia de Ucrania, Unión Europea, Estados Unidos y Rusia, donde se aprobó un documento para poner fin al conflicto y revisar la Constitución de Ucrania, la cual no fue aceptada por las milicias pro rusas.

Los conflictos separatistas han creado un cráter en ucrania de grandes proporciones, basta recordar que el 1 de mayo de ese mismo año, 16 ciudades y pueblos del este se hallaban en poder de los grupos pro ruso, obasts de Donetsk y Lugansk se salió del control de Kiev, por lo que las autoridades ucranianas pusieron en marcha una operación militar de gran escala para someter a la obediencia a los grupos armados rusos y pro rusos que llegaron tras la anexión de Crimea.

La situación está muy tensa entorno a Ucrania, la OTAN ha reforzado su presencia en Europa del Este enviando buques de guerra y aviones, según el secretario general, Jens Stoltenberg: “La OTAN seguirá tomando todas las medidas necesarias para proteger y defender a todos los aliados, incluso reforzando la parte oriental de la Alianza.” Según Reuters, la OTAN ha basado unos 4 mil soldados de batallones multinacionales en Estonia, Lituania, Letonia y Polonia, respaldado por tanques, defensas aéreas y unidades de inteligencia.

Ciertamente una de las exigencias de Rusia, que es que se prohíba que Ucrania se una a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y una disminución de soldados y equipos militares de la OTAN en Europa del Este, prometiendo retirar las fuerzas armadas rusas de la frontera rusa ucraniana. Estados Unidos ha respondido con las posibilidades de más sanciones a Rusia si invade a Ucrania, las conversaciones diplomáticas que se efectuaron en enero de este año, no produjeron los resultados esperados y actualmente la tensión se percibe a nivel internacional, en un momento en que el objetivo global fundamental debe ser enfocarse en el fin de la pandemia, en plantear alternativas a la inflación global, plantear alternativas para frenar la desaceleración de la economía global y el reinicio de la Guerra Fría, en esta oportunidad no tan fría, esta región se ha convertido en un teatro de guerra.

La Federación Rusa no acepta que los ucranianos tienen el derecho de formar parte de la OTAN como nación libre e independiente, ese es el meollo del asunto “Rusia quiere tener en sus fronteras Estados no alineadas en su órbita una organización de carácter político y militar, alineados con EEUU, considera hostil a la Organización del Tratado Atlántico Norte”, hay otros factores que Estados Unidos ha sopesado para mantenerse expectante y no avanzar hacia una conflagración armada, es el hecho de que Europa no puede permitirse una posición muy rígida por su dependencia energética y económica de Rusia, por estas razones como un acto de responsabilidad del presidente Joe Biden de que EEUU no intervendrán en un conflicto bélico ruso ucraniano, esto no es una confesión de debilidad, sino de racionalidad como estadista responsable del equilibrio geopolítico global, su decisión abre las puertas de la diplomacia, el presidente ruso Vladimir Putin debe cesar las hostilidades en las fronteras ruso-ucranianos, en horabuena Turquía ha expresado su disposición de mediar en búsqueda de una fórmula diplomática que ponga fin a este affaire.

El autor es diplomático y analista de política internacional, fue embajador dominicano en la República Federal de Alemania, República Checa, República de Polonia y Concurrente con la Federación Rusa

Check Also

DIVORSIO DE LA CANTANTE SHAKIRA

Leave a Reply

Your email address will not be published.