Sociales

Las típicas acariciaron ritmo merengue desde muy temprana edad

Santiago.- La historia de las principales exponentes femeninas de la música típica registra que descubrieron sus talentos desde temprana edad, lo que ha permitido una carrera extensa hasta la adultez, con grandes éxitos y evidencia que el merengue es parte de sus vidas.

En sus hogares estuvieron rodeadas de la güira, la tambora y el acordeón y esos instrumentos de la música vernácula, que la inspiraron hasta convertirse en su pasión y medio de sustento.

Ejemplo de lo anterior expuesto se encuentra María Díaz, siendo una niña demostró que sería una merenguera típica y ni podía con el acordeón para ejecutarlo, con la inspiración de ver a su padre Pablo y a su hermano Adolfo. Luego formó su propio conjuntico.

La artista naguera y criada en los Estados Unidos, lleva más de cuatro décadas en el ritmo que declaró la UNESCO en el 2016 como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Es compositora de la mayoría de su repertorio y cantante de las mejores que tienen el llamado perico ripiao, de acuerdo a Lupe Valerio y el Viejo Puro. Fefita la Grande a temprana edad observó su realidad en su tierra natal de Santiago Rodríguez, apoyada por su progenitor, quien fue su mentor. Ha hecho camino al andar como una de las pioneras de un ritmo reservado para hombres.

Cuando irrumpió en el mundo artístico a los siete años demostró sus cualidades en la música y la interpretación de los merengues de los propulsores. A los 9 ya amenizaba fiestas en su comunidad.

Con más de 50 años dedicados a la música es hoy un referente nacional y en el extranjero de la mujer en la música típica de la República Dominicana. Además de ser una inspiración para varias generaciones.

Mery Hernández o Lidia María, conocida como “la India Canela”, inició su carrera en la comunidad de El Limón del municipio de Villa González, viendo a su hermano mayor que tocaba el instrumento y ella lo veía practicando un jaleo; “al otro día yo hacía lo mismo con uno de los dos acordeones que él tenía y a partir de ahí e apoyo”.

Han pasado varias décadas, pese a que su padre no quería que su hija fuera músico, por lo difícil de la época para una mujer. Es la tercera mujer en destacarse en la música, carrera que le ha permitido descollar dentro y fuera del país. Otra muestra es Raquel Arias, conoció el género en el entorno familiar y con 30 años ejecutando el acordeón típico, forma parte de las primeras mujeres que incursionan en el merengue típico.

La Princesa

Otras artistas

Otras como La Princesa del Acordeón (Rhaydiris Mariel José), nacida en una tierra de notables merengueros típicos, surge en el arte en la adolescencia, así como la Barbie del Acordeón (Yanibel Bretón) a los 13 años en Santiago.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba