Connect with us

Salud

Salud Pública ratifica alerta epidemiológica por incremento de dengue de 157% en Las Américas

Published

on

El mosquito transmisor del dengue se cría en aguas limpias.

El Ministerio de Salud Pública ratifica la alerta epidemiológica por el aumento de casos de dengue en la región de Las Américas, donde el 2023 cerró con el mayor registro de casos, un total de 4,565,911, incluyendo 7,653 (0.17%) casos graves y 2,340 fallecidos (tasa de letalidad de 0.051%).

Esta situación, destaca Salud Pública, se ha extendido al 2024, en el cual en las primeras cinco semanas epidemiológica se notificaron 673,267 casos de dengue de los cuales 700 fueron graves (0.1%) y 102 casos fatales (tasa de letalidad 0.015%). Esta cifra representa un incremento de 157% en comparación al mismo periodo del 2023 y 225% con respecto al promedio de los últimos 5 años.

SITUACIÓN EN LA REPÚBLICA DOMINICANA

En la República Dominicana durante el año 2023 se notificaron 27,972 casos y 34 defunciones (letalidad= 0.12%). “Se han identificado los serotipos DENV-1, DENV-2 y DENV-3 siendo esta última la de mayor circulación a nivel nacional”

Salud Pública explica que en las primeras cinco semanas de este año han sido notificados 3,889 casos sospechosos de esta enfermedad de los cuales 30 (0.8%) son graves y 2,125 (54.6) con signos de alarma.

“En lo que concierne a las defunciones, hasta la fecha, se han notificado 209 muertes sospechosas, de las cuales 128 fueron auditadas por el comité interinstitucional de auditoría clínica quien dictaminó que 49 corresponden a muertes por dengue (tasa de letalidad: 0.18%)”

En el comunicado resalta que esas cifras pueden variar a medida que se vayan culminando esas auditorías.

Dice que en las últimas 22 semanas epidemiológicas continúa el descenso sostenido de los casos de dengue notificados, pero que aun así, al igual que en toda la región, se prevé que este panorama pueda cambiar, siendo este 2024 un año de alto riesgo de transmisibilidad de esta enfermedad por los notables cambios climáticos en todo el mundo. Entre las provincias con mayor cantidad de casos se encuentra Santiago, Santo Domingo y Puerto Plata

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Salud

Colonoscopías benefician a pacientes de escasos recursos

Published

on

La iniciativa busca ayudar en la prevención del cáncer.

Once pacientes de limitados recursos económicos se beneficiaron de la primera jornada de colonoscopia diagnóstica y terapéutica gratuita que, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Colon, realizaron la Clínica Corominas y Fundación Clínica Corominas.

Christina Mella, presidente de la fundación, expresó: “Con esta iniciativa, estamos colaborando en la prevención del cáncer de colon, a pacientes que no tienen la posibilidad de costear el estudio”. Los estudios fueron realizados por los doctores Yudelka Abreu, Yadira Viñas, Miguelina Batista, Carmen Eva González, Yocani Rodríguez, Johanny Viñas, Hubert Díaz y Zunilda Borges.

Contó con el apoyo de Enmanuel Espinal, presidente de la filial Santiago de la Sociedad Dominicana de Gastroenterología.

Continue Reading

Salud

Identifican variantes genéticas que ayudarían a disminuir la disfunción psicosocial de pacientes con trastorno bipolar

Published

on

Investigación. Los trastornos del ánimo pueden derivar en depresión o bipolaridad.

Un estudio liderado por el Institut d’Investigació Sanitària Pere Virgili (IISPV), el Hospital Universitari Institut Pere Mata y el Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM), ha permitido identificar variantes genéticas del gen del receptor de dominio discoidina 1 (DDR1 por sus siglas en inglés) relacionadas con las capacidades cognitivas y con la función psicosocial de pacientes con trastorno bipolar.

Las capacidades cognitivas son los procesos mentales que tienen que ver con la memoria, la concentración y el procesamiento de la información. Un deterioro de estas implica, a su vez, que se vea afectada la función psicosocial de los pacientes, entendida como el conjunto de habilidades de la persona para llevar a cabo tareas rutinarias y relacionarse a nivel social.

En este sentido, los resultados de este estudio podrían contribuir a la detección de pacientes con más probabilidades de sufrir deterioro cognitivo y psicosocial.

Esto ayudaría a intervenir desde el inicio, evitaría complicaciones severas, permitiría administrar tratamientos más personalizados y efectivos y mejoraría, en definitiva, la calidad de vida de los pacientes.

No obstante, antes de implementarse este tipo de pruebas clínicas en los centros de salud, los resultados de este estudio deben seguir contrastándose en futuras investigaciones que impliquen a más pacientes y de perfiles más variados.

En concreto, para llevar a cabo este estudio, se han analizado 3,035 muestras facilitadas por el CIBERSAM.

«El objetivo del equipo es que las variantes genéticas identificadas del gen DDR1, junto con variantes genéticas identificadas en otros estudios, se utilicen como herramienta de detección temprana en nuestros sistemas de salud para que las personas con un trastorno bipolar tengan una mejor calidad de vida», explica la investigadora del Grupo en Genética y Ambiente en Psiquiatría (GAP) del IISPV perteneciente al CIBERSAM, que ha llevado a cabo la investigación, Selena Aranda Castel.

EL GEN DDR1 Y SU RELACIÓN CON EL TRASTORNO BIPOLAR

El DDR1 es un gen que ejerce su función en una de las células más importantes del cerebro, los oligodendrocitos.

Estas, al mismo tiempo, son las células encargadas de recubrir las neuronas con mielina, una capa compuesta de lípidos que ayuda a que la información se transmita de manera más rápida y eficaz.

A su vez, a pesar de que el trastorno bipolar es una de las principales causas de discapacidad en el mundo, la mayoría de los tratamientos disponibles para tratar algunas de las dificultades con las que se encuentran los pacientes (como el deterioro cognitivo) son escasos o poco eficaces.

Uno de los factores que contribuye a la baja eficacia de los tratamientos es que, en la mayoría de los casos, los pacientes no los reciben a tiempo, hecho que acaba afectando su calidad de vida.Los resultados de este estudio han sido publicados recientemente en la revista ‘Molecular Psychiatry’, y ha contado con la colaboración de 9 grupos de investigación pertenecientes al CIBERSAM liderados por: Elisabet Vilella, Fundación Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili; Ana González-Pinto, Hospital Universitario de Álava; Edith Pomarol, Fundación para la investigación y Docencia Maria Angustias Jimenez (FIDMAG); Pilar Alejandra Sáiz, Universidad de Oviedo; José Manuel Menchón, Hospital Universitario de Bellvitge; Víctor Pérez, Consorcio Mar Parc de Salut de Barcelona; Celso Arango, Hospital Gregorio Marañón; Juan Salvador Nacher, Universidad de Valencia; y Eduard Vieta, Hospital Clínic de Barcelona.

Continue Reading

Salud

Drogas inyectables para bajar de peso

Published

on

Infobae.- Aprobados inicialmente para tratar la diabetes tipo 2, los fármacos demostraron tener propiedades en el abordaje del sobrepeso (Getty)

Los fármacos de esta clase son agonistas, o imitadores, de las hormonas intestinales naturales que afectan al metabolismo del organismo y a las señales de hambre en el cerebro.

Puntualmente, los llamados agonistas del GLP-1 (una hormona que se produce en el intestino post ingesta de alimentos y actúa a nivel central promoviendo la saciedad) son medicamentos inyectables que imitan los efectos del péptido-1 similar al glucagón (GLP-1), una hormona intestinal que estimula la liberación de insulina.

Y a lo largo de la casi década transcurrida desde que se aprobó el primer agonista del GLP-1 para la obesidad en 2014, los científicos han aprendido lo suficiente como para empezar a ampliar su investigación para incluir otras hormonas intestinales.

Según Robert Kushner, endocrinólogo de la Escuela de Medicina Feinberg de la Universidad Northwestern en Chicago (Estados Unidos), “esta es una ciencia nueva, y a medida que se empezó a aprovechar el poder de estas hormonas intestinales y pancreáticas individualmente y como combinaciones, realmente se está aprendiendo en el camino”, dijo el especialista en una entrevista con National Geographic. Kushner además integra el consejo asesor de uno de los laboratorios fabricantes.

Aunque estos nuevos fármacos tienen algunos efectos secundarios, según los especialistas son completamente distintos biológicamente del legado menos estelar de los anteriores medicamentos para adelgazar que se usaban hace una década.

Los expertos destacan que este tipo de tratamientos siempre debe darse en el marco de un cambio de hábitos y bajo supervisión médica (Getty)

“Ahora, por primera vez, sabemos que, en parte, la puerta de entrada a la regulación del apetito y al tratamiento de la desregulación del apetito pasa por estas hormonas intestinales”, añadió Kushner.

Gran parte de las investigaciones acerca de otros usos terapéuticos de la semaglutida, el compuesto del Ozempic y del Wegovy, así como de la tirzepatida, la sustancia presente en el Mounjaro y el Zepbound, están en sus primeras etapas en pacientes reales.

Algunas de las grandes preguntas para las que los científicos buscan respuesta son: ¿los beneficios de estos fármacos solo se reducen a la pérdida de peso? ¿O tienen otros efectos, como disminuir la inflamación del cuerpo o calmar los pensamientos compulsivos del cerebro, que pudieran ofrecer la posibilidad de tratar muchas más enfermedades?

Es poco probable que lo sepamos pronto. “Apenas estamos aprendiendo cómo funcionan estos medicamentos”, señaló Daniel Drucker, uno de los primeros investigadores en estudiar dichos fármacos. Drucker es consultor de Novo Nordisk, la empresa que fabrica el Ozempic y el Wegovy.

El 51% de la población global tendrá sobrepeso u obesidad en 12 años, según señaló el último informe de la Federación Mundial de Obesidad (Imagen ilustrativa Infobae)

“El objetivo del descenso del sobrepeso es que la persona baje un 10% en un período no superior a 6 meses y mantenerlo a 5 años, según la Organización Mundial de la Salud”, explicó a Infobae el doctor Silvio Schraier, miembro de la subcomisión científica de la Sociedad Argentina de Nutrición y vicedirector de la carrera de especialización en Nutrición de la Fundación Barceló.

“Cuando se indica un medicamento, se espera que en tres meses la persona baje el 5%. Si no lo logra, significa que el fármaco no es para esa persona. Eso no significa que el fármaco que ha sido evaluado en ensayos clínicos no sirva. Significa que ese medicamento no es para ese paciente específico. Eso puede ocurrir con cualquiera de los medicamentos para obesidad, incluyendo a los agonistas del receptor GLP-1″, completó Schraier.

Cada medicamento tiene un tope en su capacidad para bajar de peso. Por eso el especialista consideró que los nuevos fármacos bajan el nivel de glucemia y del sobrepeso, pero tienen un límite. Así como no estaría bien que generaran una hipoglucemia -es decir, niveles de glucemia por debajo de lo óptimo-, tampoco es conveniente que el peso descienda excesivamente”.

Cambiar los hábitos alimentarios para seguir una dieta saludable y la incorporación de actividad física de manera regular, son dos pilares fundamentales para el éxito de estos tratamientos farmacológicos.

El doctor Eric Brandt, director de cardiología preventiva del Centro Cardiovascular Frankel de Salud de la Universidad de Michigan, dijo: “Recomiendo a mis pacientes que mientras los toman, establezcan mejores hábitos de estilo de vida”.

“Esto incluye comer más alimentos integrales de origen vegetal, reducir las calorías de las bebidas azucaradas, dejar de fumar, usar técnicas para reducir el estrés como la meditación y comprometerse con un régimen de ejercicios”, señaló el cardiólogo en un comunicado de prensa de la universidad.

drogas inyectables comercializadas como Ozempic™, Wegovy™ y Mounjaro™ y Zepbound™ nacieron como medicamentos para la diabetes porque controlan el nivel de glucemia (Getty)

Aunque los fármacos son seguros y por eso fueron autorizados por las agencias reguladores, algunos especialistas en medicina de la obesidad alertan que se debe ser cautelosos porque, al igual que los medicamentos para tratar altos niveles de colesterol o hipertensión, que se toman de forma prolongada, pueden observarse efectos secundarios con impacto diferente según la historia clínica de cada paciente. Deben tomarse a perpetuidad para que los pacientes no recuperen el peso que han bajado.

Susan Yanovski, codirectora de la oficina de investigación sobre obesidad en el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, advirtió en diálogo con The New York Times que será necesario monitorear a los pacientes para observar si desarrollan efectos secundarios inusuales, pero graves, en especial porque los científicos todavía no saben cómo funcionan los fármacos en todos los sistemas del organismo.

Por desgracia, añadió, la propia obesidad está asociada con una larga lista de problemas médicos graves como la diabetes, enfermedades hepáticas, cardiopatías, distintos tipos de cáncer, apnea del sueño y dolor de articulaciones. “No se deben perder de vista las enfermedades graves y el aumento de mortalidad que sufren las personas con obesidad”, advirtió.

“La persona con sobrepeso u obesidad necesita también del apoyo psicológico para ayudar en los cambios de hábitos de vida y salir del sedentarismo” (Getty)

Estos medicamentos pueden causar trastornos gastrointestinales, como diarrea y náuseas pasajeras en algunos pacientes. Estos problemas pueden ser especialmente comunes al comienzo del tratamiento, hasta que los pacientes se acostumbran a la ingesta de la droga, y tienden a disminuir con el tiempo.

Pero lo importante es su principal efecto: los pacientes afirman que dejan de tener el antojo constante de ingerir alimentos. Se sienten satisfechos con porciones mucho más pequeñas. Bajan de peso porque comen menos de manera natural, no porque queman más calorías.

Los resultados de un ensayo clínico que se divulgó el pasado 8 de agosto indican que Wegovy tiene otros efectos además de ayudar a las personas a bajar de peso: también puede protegerlas contra complicaciones cardiacas como ataques al corazón y derrames cerebrales.

Es que para sorpresa de muchos, la prestigiosa revista Science eligió a los medicamentos inyectables para bajar de peso como el descubrimiento científico del año 2023.

Al abordar la resistencia a la insulina y el control del apetito, estos tratamientos no solo mejoran los niveles de glucosa sino que contribuyen también a la pérdida de peso corporal y la evidencia científica muestra datos alentadores sobre beneficios adicionales como la disminución de accidentes cardiovasculares y, recientemente, la reducción de la inflamación.

Continue Reading

Tendencias